close

La verdad sobre el mito de Aquiles.

En una ocasión Napoleón Bonaparte declaró: «La Historia es una colección de mentiras que todos han aceptado». El origen divino del mito de Aquiles y la épica Guerra de Troya, ¿pueden ser ejemplos de ello? … A continuación vamos en búsqueda de los hechos:

La Guerra de Troya.

Es un hecho bien documentado que en algún momento alrededor del año 1200 a.C., la zona del Mar Egeo sufrió una serie de grandes catástrofes naturales y socioeconómicas. Estas calamidades incluyeron la destrucción física de ciudades, seguida de migraciones, despoblación severa y una degradación cultural casi total. A esto siguió la llamada «edad oscura griega», analfabeta, que perduró en algunas zonas hasta cuatro siglos y que terminó hacia el siglo VIII a.C. Fue a partir de entonces cuando los griegos redescubrieron la escritura, inventaron un nuevo alfabeto y reiniciaron el comercio con sus vecinos del este. Solo entonces la población aumentó notablemente y se forjó una noción rudimentaria de ciudadanía política.

El mito de Aquiles de la película "Troya"

El mito de Aquiles de la película «Troya» basado en la los grabados mitológicos de la cerámica griega del siglo VI al IV a. C.

Basándose en la Iliada y la Odisea, en cuyos textos Homero (s. VIII a.C.) habla de las hazañas del mito de Aquiles en la Guerra de Troya, los antiguos historiadores griegos se apropiaron de la figura del héroe Aquiles para animar a la problación griega en tiempos difíciles, rememorando a este héroe como ejemplo de fuerza y valentía de los griegos.

En esos siglos de surgimiento de la cultura griega a partir del s. VIII a.C., muy posteriores a las fechas en que Homero data la Guerra de Troya (entre 1194 y 1184 a.C.), tenemos una explicación para el impulso de crear o fabricar el mito de Aquiles y de la victoria en la Guerra de Troya: la apremiante necesidad de postular una era de oro «de antaño» (la del siglo XII a.C. previa a la «edad oscura»), según la cuál los «griegos» pudieron reunir una fuerza expedicionaria de más de 1.000 barcos, liderada por reyes heroicos, y valientes guerreros como Aquiles, en el caso de Aquiles liderando a los Mirmidones.

 

desembarco de la guerra de troya

Desembarco multitudinario en las costas de Troya, contado por Homero y representado en la película «Troya» de 2004, del que sin embargo no han quedado restos materiales…

La ciudad de Troya sin duda sí que existió, no es un mito. Las ruinas de la ciudad fueron encontradas en Hisarlik (hoy noroeste de Turquía), en 1870, por Heinrich Schliemann, un adinerado hombre de negocios prusiano, apasionado de la arqueología y deseoso de demostrar que los lugares descritos en la Ilíada de Homero eran lugares históricos y no inventados, lo cuál efectivamente consiguió con sus excavaciones. Pero está por demostrar que realmente se produjera la Guerra de Troya ya que no hay restos materiales ni arqueológicos de una contienda de tal magnitud en aquella zona.

El mito de Aquiles en la Ilíada de Homero.

El mito de Aquiles de la Ilíada de Homero se distingue por su extraordinaria fuerza, coraje y voluntad de hierro. No duda en enfrentarse incluso a los guerreros más gloriosos de Troya, no inclina su cabeza ante los reyes de los aqueos. Orgulloso, rebelde, de mal genio, es el hijo de Peleo y Tetis, como si fuera un dios olímpico que adquirió una forma humana. Quizás el carácter extraordinario de Aquiles llevó a los griegos de la antigüedad como Homero a crear la leyenda de que Aquiles es hijo de Tetis, una ninfa marina, hija del dios Nereo. Entonces ya había una explicación para el temperamento especial y la apariencia notable de su hijo, Aquiles.

Peleo y Tetis

Peleo (mortal) tratando de capturar a su amada Tetis (divina).

Según la mitología griega Tetis es una de las 50 ninfas del mar, hijas del Dios Nereo, conocidas como las Nereidas. Tetis era una ninfa de gran belleza a la que el dios Zeus quiso casar con el héroe «griego» Peleo. Nótese que pongo muchas veces entrecomillada la palabra «griego» ya que está por ver…

Pero aparte de esta versión mitológica y casi divina del origen de Aquiles que aportaron los griegos a partir del siglo VIII a. C., ¿cuáles son los hechos que nos hablan del verdadero origen de Aquiles?… Vamos a enumerarlos:

 

Investigaciones sobre el origen tracio de Aquiles.

La verdad sobre el origen del mito de Aquiles y la Guerra de Troya

Arqueólogo Arthur Evans

A finales del siglo XIX, la mayoría de los estudiosos se inclinaban a clasificar a Aquiles como del grupo étnico griego. Afortunadamente, a principios del siglo XX, hubo investigadores más progresistas que no estaban influenciados por creencias establecidas y que seguían estrictamente los hechos. Uno de los primeros en concluir que el nombre Άχιλλεύς (Aquiles en letras griegas) no era un nombre de origen griego fue el prestigioso arqueólogo británico Arthur Evans (1851-1941).

Pero si Aquiles no era griego, ¿de dónde era?, ¿cuáles son sus verdaderos ancestros?… La misma opinión de que Aquiles no era griego es compartida por el lingüista flamenco Albert Joris Van Windekens (1915-1989). Declara que el nombre de Άχιλλεύς (Aquiles) no es un nombre griego, sino un nombre pelasgo que es similar a los nombres de unos ríos de la región de Tesalia: Άχέλης , Άχελῶς . El lingüista sueco Hjalmar Frisk (1900-1984) también habla sobre el origen pre-griego ( pelasgo ) del nombre Άχιλλεύς (Aquiles) .

Los pelasgos son los pueblos predecesores de los helenos como habitantes de Grecia y por tanto anteriores a la llegada del idioma griego al Mar Egeo. El autor alemán Bernhard Giseke publicó en 1858 su trabajo sobre sus estudios, declarando que el idioma de los pelasgos era el mismo que el de los Tracios (ancestros de los actuales búlgaros), que eran la civilización dominante de la Península de los Balcanes en aquellos tiempos. El idioma «tracio-pelasgo», como lo llamó Bernhard Giseke, se hablaba en la antigüedad no solo antes de la invención del idioma griego, sino también en el Neolítico ( VII milenio antes de Cristo).

La verdad sobre el origen del mito de Aquiles y la Guerra de Troya

Ubicación de los pelasgos según Homero, Heródoto y otros

Al final de la Edad de Bronce, los pelasgos, permanecen en sus lugares nativos, el territorio desde el río Estruma en la actual Bulgaria hasta el sur del Peloponeso (el sur de Grecia de hoy). No es casualidad que Plinio (famoso escritor y militar romano, 23 – 79 d.C.) afirme que el antiguo nombre del Peloponeso es Pelasgia (Fuente: Plin . H . N . IV .9.). El padre de la Geografía, Estrabón, también afirma que el nombre anterior del Peloponeso era Pelasgia . El mismo autor está convencido de que Tesalia se llamaba realmente Argos Pelasgiano , y las tribus que habitan en la región de Epiro son Pelasgos (Fuente: Strab . V.2.4.). Esta información está en armonía con el propio Heródoto, que vivió antes y que escribe que el país llamado Grecia era conocido anteriormente como Pelasgia (Fuente: Her . II .56).

En resumen: durante la Edad de Bronce, los ​​tracio-pelasgos gobernaron el territorio que hoy se llama Grecia . Estrabón es extremadamente claro al afirmar que «en la antigüedad toda Grecia estaba habitada por bárbaros», es decir, tracios, ya que Tracia era tierra «bárbara» desde el parcial punto de vista griego…   Estrabón incluso da datos precisos que explican que todo el Ática fue gobernada por los tracios, y en la ciudad de Delfos reinó el rey tracio Tereo. También menciona que el Peloponeso está habitado por frigios (pueblo también emparentado a los tracio-pelasgos), cuyo rey, Pelops (Pélope, nombre con sentido en idioma tracio pero no en griego) es quien da nombre a la península… Incluso autores griegos además nombran a Agamenón como el nieto de Pelops, por tanto Agamenón, rey de Micenas y líder de los ejércitos aqueos contra los troyanos tenía ancestros frigios, no origen griego.

tracio-pelasgo

Cerámica griega representando un tracio-pelasgo

Reproducción de vestimenta tracio-pelasgica

Reproducción de vestimenta tracio-pelásgica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gracias al hecho de que los frigios (recordemos: descendientes de los tracios) gobernaron el estrecho del Bósforo, y el de los Dardanelos, ​​consiguieron ganar una enorme riqueza. Fueron estas riquezas las que provocaron el estallido de la Guerra de Troya, si es que realmente ésta se llegó a producir… Una guerra entre parientes: tracio-pelasgos que gobernaban las tierras de la actual Grecia contra los frigios (también tracios) que dominaban el Oeste de la actual Turquía. No es la primera vez en la Historia que se produce una guerra entre poblaciones de la misma étnia y cultura, ni sería la última…. Por tanto esta guerra, si se produjo, no fue por la huida de la bella Helena junto al troyano Paris, si no por la competencia comercial entre los tracios de la costa Este y Oeste del Mar Egeo… Claro que para Homero, que era más poeta que historiador, y para los muchos seguidores de la mitología griega, es mucho más «poético y romántico» buscar como causa de la Guerra de Troya el amor entre Helena y Paris que el simple hecho de batallar por el poder comercial en la región…

 

Helena de Troya y el príncipe Paris

Helena de Troya y el príncipe Paris (nótese a Paris con el típico gorro tracio-frigio)

 

Incluso después de este conflicto del siglo XII a.C. (ya fuese militar o sólo comercial) y hasta el siglo VIII a.C., los tracios continuaron siendo dueños de los mares y de las tierras que rodean el Mar Egeo. Los auténticos griegos, vinieron del Norte de África en el milenio II a.C, y estuvieron bajo el gobierno de los tracios todo esos siglos (es la edad oscura mencionada anteriormente y olvidada a propósito por los antiguos historiadores griegos). Durante siglos los griegos no son capaces de superar la fuerte corriente cultural y militar que viene del Mar Negro. Solo después de la caída del Reino Frigio bajo los golpes de Asiria en la actual Turquía, fue cuando los verdaderos griegos aprendieron a construir barcos lo suficientemente buenos como para comenzar la colonización del Mar Egeo y las tierras que lo circundan.

El origen pelasgo (tracio) de Aquiles explica muchas cosas. Y no sólo el nombre del antiguo héroe no tiene significado en griego. Lo mismo ocurre con el nombre de su madre Θέτις / Tetis . El profesor Hjalmar Frisk de nuevo fue claro y conciso: » La identificación de Tetis como personaje pelasgiano es necesaria» (» Der Umweg ü ber das Pelasgische scheint kaum notwendig » ).

Orfeo

Orfeo encantando a los animales con música (nótese de nuevo, portando el gorro típico tracio).

Por supuesto, el nombre de Πηλεύς / Peleus / Peleo, el padre de Aquiles, tampoco es griego. El sufijo – εύς en el leguaje griego es una indicación del origen extranjero de la palabra. Y tenemos otros ejemplos con este sufijo: Está más que claro que Oρφευς / Orfeo, no es un nombre griego, sino tracio, como el lingüista ruso Yuri Otkupshchikov (1924-2010) señaló hace algún tiempo. También mencionamos antes que Estrabón habló del rey tracio Tereo como gobernante de la ciudad de Delfos. Pues bien, Tereo, o Tereus, se escribe en griego:Τηρεύς , de nuevo con el sufijo -εύς (es decir, es un nombre extranjero, no griego).

Prueba definitiva del origen tracio de Aquiles.

Pero no sólo la disciplina de la toponimia y los estudios de los autores mencionados anteriormente avalan el hecho de que Aquiles no era griego sino tracio-pelasgo. Hay otra evidencia del origen pelasgo de Aquiles. Durante la Antigüedad tardía, pero especialmente a principios de la Edad Media, se ocultaron muchas cosas relacionadas con el origen de los personajes de la Ilíada. Sin embargo, la verdad no puede ser destruida. Las imágenes antiguas de Aquiles permanecen y son bastante diferentes de las tradicionales. Las imágenes que se han conservado del mito de Aquiles sobre frescos o cerámicas griegas están idealizadas por los antiguos griegos porque fueron dibujadas muchos siglos después de que estos hechos ocurrieran.

 

mito de Aquiles

El mito de Aquiles en la cerámica griega del s. VI a.C.

Sin embargo a principios del siglo XX, en 1908, se publicaron varios volúmenes de libros en Alemania sobre la cultura de la antigua civilización helénica: «Die hellenische Kultur»  con antiguos dibujos de Aquiles sorprendentes y misteriosamente olvidados… Los autores Fritz Baumgarten, Franz Poland y Richard Anton Wagner publican en ellos bellas pero poco conocidas imágenes de estatuas, frescos, etc. de la época en la que supuestamente se produjo la Guerra de Troya. Entre los dibujos únicos también están los de Aquiles. Uno de ellos tiene una importancia especial para la Historia porque el joven héroe se representa con la cabeza rapada por detrás dejando un mechón de pelo largo por arriba, es decir, un quiqui.

 

 joven mito de Aquiles

Dibujo del joven Aquiles aportado por los 3 autores de «Die hellenische Kultur».

mito de Aquiles

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Afeitarse la cabeza y dejar un mechón no era una costumbre típica griega , sino algo que practicaban los tracios y los pelasgos pertenecientes a su comunidad. Plutarco nos habla sobre el peinado especial de Teseo (que tampoco es nombre griego: Θησεύς sino tracio-pelasgo) y explica por qué las tribus tracias de abantes y mizis se afeitan parte del cabello y dejan que otra parte crezca libremente (fuente: Plut. El .5.1), cosa que no hacían los griegos. Según Plutarco, afeitarse la cabeza por detrás, dejando sólo un mechón arriba, tiene la misión de que en la lucha cuerpo a cuerpo los enemigos no puedan sujetarles por el pelo atacando por la espalda, evitando así un punto débil.

La verdad sobre el origen del mito de Aquiles y la Guerra de TroyaEl fundador de Atenas según la mitología griega, Teseo, ha sido considerado griego por mucho tiempo, pero aquellos que leyeron a Plutarco son conscientes de los orígenes tracio-pelasgianos de Teseo. El viejo autor explica que la línea materna de Teseo provenía de la familia frigia Pelops, mientras que su línea paterna pertenecía a Erecteo y a la población indígena del país: los pelasgos o los primogénitos de la tierra, como los llama Plutarco (fuente: Plut. El .3.1).

Cabeza de guerrero frigio encontrada en tierras de Asia Menor mostrando la cabeza rapada con apenas un quiqui. Fuente: http://www.veda.harekrsna.cz/connections/img/god-sikha.jpg

 

 

Por Homero y Estrabón, sabemos que la Creta minoica estaba habitada por tracio-pelasgos, a quienes incluso se les llama dioses por su cultura y sabiduría superior. Gracias a los frescos sobrevivientes de la Edad del Bronce, conocemos cómo eran físicamente los pelasgos. Ciertos individuos se representan con una cabeza afeitada y uno o varios quiqui. Por lo tanto, además del testimonio escrito de Plutarco, también tenemos evidencia material de que los tracio-pelasgos, o más precisamente ciertos grupos de ellos, se rapaban la cabeza y llevaban quiquis, ¡¡al igual que Aquiles!!.

La verdad sobre el origen del mito de Aquiles y la Guerra de Troya

Frescos minoicos de Santorini representando a guerreros pelasgos con cabeza rapada y quiquis. Fotos de R. van Zandt.

La verdad sobre el origen del mito de Aquiles y la Guerra de Troya

Conclusiones.

La supervivencia del dibujo que representa a Aquiles con un quiqui es realmente un milagro. Los enemigos de esta verdad incómoda estaban al tanto de hechos que les eran bastante inconvenientes, ya desde principios del siglo XX. Sabían sobre el origen tracio-pelasgiano de Teseo, Peleo, Tetis y Aquiles, así como sobre el hecho de que los tracio-pelasgos usaban un quiqui. Al mismo tiempo, vieron cómo los búlgaros, incluso hasta la Edad Media, habían conservado la costumbre de sus antepasados tracios de llevar quiqui y el resto del pelo rapado. Esto causó pánico entre los seguidores de las mentiras de la cultura clásica helena.

Cualquier evidencia que vincule las raíces de la cultura clásica helena con las regiones al norte de Grecia (actuales Bulgaria, Macedonia, Albania…) ha tenido que ser destruida por los enemigos de «la verdad», y de hecho muchas cosas han sido borradas. Estamos hablando de crónicas inconvenientes, así como estatuas, monumentos epigráficos, etc. destruídos una vez que los griegos tuvieron la supremacía sobre el Mar Egeo a partir del siglo VIII a.C. La ocupación otomana de casi 5 siglos entre final del siglo XIV y final del XIX de la tierras búlgaras también produjo gran destrucción de los antiguos restos tracios. Las 2 guerras mundiales contemporáneas y la subsiguiente época comunista hasta 1990 han mantenido a Bulgaria silenciada durante siglos, pero ahora algunos estudiosos levantan la voz y reclaman la importancia de la cultura y civilización tracia en el desarrollo de Europa, como la primera civilización, anterior a la griega y a la romana…

Algunos países han construido una industria de prestigio y turismo, apropiándose de los logros, deidades y héroes de los antepasados de los búlgaros. Los grupos de presión de estos países continuarán celosamente defendiendo el status quo, porque si se viola, las consecuencias serían graves para ellos, tanto en términos de finanzas como de imagen… Terminamos como empezamos, con una frase que da que pensar, enunciada por el escritor estadounidense, ganador del Premio Pulitzer, Upton Sinclair (1978-1968) que dijo: » Es difícil conseguir que un hombre entienda algo, cuando su salario depende de que no lo entienda «…

Por favor deja tu comentario u opinión más abajo, en el apartado «Enviar una respuesta». Comentar sobre el mito de Aquiles es gratis, anímate…

Autor del artículo: Luis Carro.
Fuente del artículo: el lingüista e historiador Pavel Serafimov.
Referencias bibliográficas:
1. Fuentes griegas para la Historia Búlgara, volumen II , editado por Iv. Duychev, G. Tsankova-Petkova, V. Tapkova-Zaimova, L. Yonchev, P. Tivchev, ed. Alabama. Burmov, Instituto de Historia de Bulgaria , BAS, Sofía, 1958;
2.St. Mihailov, Hacia la interpretación del signo complejo IYI y la expresión Mednoto Gumno, Avisos del Museo Nacional en Varna 23 (28), Georgi Bakalov Publishing House, Varna, 1987;
3.Yu.V.Kotkupschikov, Substrato Dogrechesky en los orígenes de la civilización europea, Ed. Universidad de Leningrado, Leningrado, 1988;
4 . Estrabón, Geografía, transl. HL Jones, ed. GP Goold, Libros 6-7, LA BIBLIOTECA CLÁSICA LOEB, Harward University Press, Londres, 1995;
5 . W. Smith. Un diccionario de biografía y mitología griega y romana. John Murray: impreso por Spottiswoode and Co., New-Street Square y Parliament Street, Londres, 1873;
6 . A. Evans, SCRIPTA MINOA II, Los documentos escritos de Minoan Cretan con referencia especial al archivo de Knossos, vol. II, Oxford, Clarendon Press, 1952 , p. 67 ;
7.AJ Van Windekens, Le Pelasgique, Essai sur une langue indo-europeenne prehellenique, Publications Universitaires, Louvain, 1952;
8.H.Fisk, griego etimológico Woerterbuch. Heidelberg, 1960;
9. La cultura helenística por F. Baumgarten, F. Polonia, R. Wagner, Zweite Aulage, BG Teubner Verlag, Leipzig y Berlín, 1908;
10. Plutarco, La vida paralela, La vida de Teseo, publ. En vol. I de la Loeeb Classical Library Edition, 1914.

1 comentario

  1. Alex Cruz Blandón Reply at

    Gracias por crear contendio de valor y verdad.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder enviar tu comentario marca la siguiente casilla si aceptas la Política de Privacidad:
Información básica sobre la protección de datos personales:
  • Responsable: Evanova 2011, Ltd.
  • Finalidad del tratamiento de los datos: Gestión de comentarios y control de Spam.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de datos: No se comunican los datos a terceros
  • Derechos: Tienes derecho de acceso, rectificación, portabilidad, olvido y supresión de tus datos.
  • Contacto: info@senderismoeuropa.com
  • Información adicional: Leer nuestra Política de Privacidad

Go top