close

 

Varna es la tercera ciudad más grande de Bulgaria después de Sofía y Plovdiv, su población es de es 335.000 personas. Varna y sus alrededores están considerados un centro turístico de primer nivel en la costa del Mar Negro, tanto para el turismo de playa como de turismo cultural, por lo que se la conoce como la capital de la costa de el Mar Negro. Dispone de un aeropuerto internacional que opera vuelos directos a Reino Unido, Alemania, Francia, Dinamarca y otros países. Si viajan desde España se puede hacer trasbordo en el aeropuerto de Sofía o hacer el recorrido por carretera entre Sofía y Varna que es de 440 kilómetros.

 

Varna

Vista aérea de Varna

 

La historia de Varna se remonta siglos atrás. Fue fundada por emigrantes griegos en el siglo VII aC, que la llamaron Odesos. En el siglo IV aC. la ciudad fue conquistada por Alejandro de Macedonia (Alejandro Magno), y en 15 dC se convirtió en parte del Imperio Romano. Recibió el nombre de Varna en el siglo IX. En la época medieval Varna se convirtió en un centro comercial muy destacado, que lideraba el comercio con Génova, Venecia y Dubrovnik. El desarrollo turístico del siglo XX convirtió a Varna en uno de los lugares de vacaciones favoritos para los turistas búlgaros y extranjeros.

Varna presenta una gran variedad de atracciones culturales, edificios históricos, museos, parques y zonas de ocio. Entre los lugares de interés cabe destacar la visita a las ruinas de las Termas romanas, estos baños se construyeron a finales del siglo II dC y se trata de la cuarta terma romana más grande conservada en Europa y la más grande en los Balcanes.

 

Termas romanas de Varna

Pasarela sobre las Termas Romanas de Varna.

 

En el subsuelo de Varna se encuentran aguas termales y los romanos, que tanto apreciaban el agua ensalzaron a Varna como una de sus ciudades más importantes del Imperio. Aún hoy cualquiera se puede dar baños de aguas termales naturales en distintos puntos de la zona, por ejemplo en plena playa de Varna se encuentra una pequeña piscina de agua termal natural al aire libre, muy apreciada por los habitantes de más edad de la ciudad que la utilizan a diario por sus efectos curativos. Pero si se desean disfrutar de las aguas termales con más exclusividad también existen varios balnearios de lujo que utilizan este manantial de agua termal natural para sus piscinas al aire libre y cubiertas (contacta con nosotros para más información).

También es famoso el tesoro de oro de Varna, un conjunto de joyas tracias que datan del año 4600 a. C. que se descubrió en una necrópolis y que se exhibe en el Museo Arqueológico de Varna junto a objetos de la época griega, romana y otomana. Descubre quiénes eran los Tracios aquí. Hay muchos otros museos en la ciudad, incluyendo un museo etnográfico con una interesante exhibición de trajes regionales y joyas, el museo naval o un museo de historia natural dedicado a la flora y fauna costera.

La playa de Varna es muy frecuentada por los habitantes de la ciudad y por los visitantes, tiene una gran longitud, más de 2 kilómetros, es de arena fina blanca y el agua tiene el color verdoso típico del Mar Negro. Además es un agua muy poco salada y de temperatura similar a la del Mar Mediterráneo, ideal para el baño.

La playa se encuentra separada de la ciudad por una franja verde que forma el «Parque Primorski» también conocido como «Jardín del Mar». Se trata del parque más grande de Varna y además es el parque ajardinado más grande de la Península de los Balcanes. Se sitúa en paralelo a la Costa separando el casco urbano de las playas, posee enormes ejemplares de árboles y jardines florales bien cuidados, es el principal lugar de esparcimiento de las familias locales durante todo el año.

 

parque varna

Parque Primorski de Varna

 

Dentro de este enorme parque se encuentran dos lugares turísticos de interés: un delfinario y un museo naval. En el Museo Naval de Varna se encuentran barcos reales, helicópteros, armamento y componentes de maquinaria naval antigua, aquí se puede visitar por dentro un barco torpedero de 1904 que participó en la guerra de los Balcanes contra Turquía en 1913, y también en la I y II Guerra Mundial.

 

Barco torpedero en el Museo Naval

 

Varna lo tiene todo para convertirse en una afamada ciudad de vacaciones, posee una larga playa jalonada de terrazas y restaurantes de lujo, muchos de los cuales se encuentran construidos sobre la arena de la playa y en terrazas elevadas cuya cercanía al mar te hace sentir que estés en un barco, las vistas de la ciudad y el mar desde estos restaurantes y cafeterías es espectacular. Estos mismos locales son el lugar favorito de los jóvenes, y no tan jóvenes, de Varna para buscar diversión nocturna… en Verano gente de todo el país acude a Varna buscando este tipo de ocio nocturno… pero como decimos antes, al estar separada esta zona del resto de la ciudad por el parque de Varna, los vecinos de la ciudad no se ven molestados por la música de estos locales…

 

playa de varna

Bares y terrazas de playa

 

Pero Varna tiene vida durante todo el año porque cuando el turismo de playa se va, queda el turismo de balnearios, casinos y negocios que hace de Varna una de las ciudades con más visitantes extranjeros del país teniendo en cuenta que no es una ciudad muy grande en comparación con Sofía,, ni aún es tan famosa como Plovdiv…

Y no sólo hay cosas interesantes dentro de la ciudad, en las afueras de Varna se pueden hacen excursiones cortas de un día muy interesantes, nosotros desde senderismoeuropa.com te recomendamos las siguientes, en dirección al Norte siguiendo la Costa puedes encontrarlas por este orden:

  • Playas de San Constantino y Elena, que así se llama este barrio vecino de Varna. Se trata realmente de un complejo vacacional, un clásico del Mar Negro con varios parques, grandes hoteles, pequeñas playas en bahías y fuentes termales naturales que se aprovechan en sus balnearios.

 

  • Monasterio de Aladzhá. Pasado San Constantino y Elena, y hacia el interior, se encuentra el pintoresco Monasterio ortodoxo de Aladzhá, que es muy interesante de visitar porque se trata de un antiguo monasterio rupestre, excavando hace siglos en una pared de roca caliza de casi 40 metros de altura. Fue habitado por monjes ermitaños durante los siglos XIII-XIV. Tiene varios niveles y corredores excavados en la roca, a los que los visitantes pueden acceder por unas escaleras externas. Junto al monasterio se puede aprovechar la visita para dar un paseo por la parte central del Parque Natural «Golden Sands», un área protegida con raras especies de árboles que opera como jardín botánico forestal. La hermosa Naturaleza que rodea el Monasterio, combinada con lo pintoresco de su ubicación en la roca, hacen de el Monasterio de Aladzhá un lugar de gran interés para el turismo cultural, ecológico y de culto.

 

Subida al Monasterio de Aladzhá

Subida al Monasterio de Aladzhá

 

  • Playa de Albena. La población de Albena una estación balnearia con una larga trayectoria turística. En nuestra opinión se trata de la mejor playa de la Costa del Mar Negro. Es una playa de 5 kilómetros de longitud y 150 metros de anchura, pocas playas del Mar Negro presentan estas cifras. Además la arena es fina y blanca, y las aguas son limpias y de poca profundidad, ideal para niños. Es un complejo vacacional de hoteles de todas las categorías, pero predominan los hoteles lujosos de 4**** y 5***** en régimen de «Todo incluido». También se encuentra dentro del complejo de Albena uno de los parques acuáticos más grandes del país y otras atracciones para el ocio familiar. Albena es uno de los lugares vacacionales más seguros del país, la entrada y salida al complejo se hace a través de un control de seguridad vigilado lo que aporta confianza a los visitantes de mayor poder adquisitivo, muchos de ellos de origen ruso, ucraniano y alemán, y por supuesto a la élite búlgara…

 

Playa de Albena

Playa de Albena

 

  • Palacio Real y Jardín Botánico de Balchik. El palacio es la antigua residencia de verano de la reina rumana María Alejandrina Victoria de Edinburgo (1875-1938). Se encuentra en una pintoresca situación sobre unas rocas con impresionantes vistas al Mar. En su jardín botánico se pueden ver ejemplares de diversas especies arbóreas, flores y hay un pabellón cubierto aclimatado para las especies tipo cactus.

 

Jardín Botánico de Balchik

Jardín Botánico de Balchik

 

  • Reserva Natural de Kamchia. Zona protegida de la Costa búlgara del Mar Negro donde ver curiosos paisajes de rocas al borde del mar. Además es un lugar privilegiado para los amantes de las aves, pues es lugar de paso y parada de diversas aves en sus migraciones y por tanto lugar ideal para su avistamiento.

Si deseas más información sobre la ciudad de Varna y sus alrededores contacta con nosotros, podemos ofrecerte servicios turísticos a tu medida en esta zona o en el resto de Bulgaria. Contacta en: info@senderismoeuropa.com

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder enviar tu comentario marca la siguiente casilla si aceptas la Política de Privacidad*:
Información básica sobre la protección de datos personales:
  • Responsable: Luis Carro
  • Finalidad del tratamiento de los datos: Gestión de comentarios y control de Spam.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de datos: No se comunican los datos a terceros
  • Derechos: Tienes derecho de acceso, rectificación, portabilidad, olvido y supresión de tus datos.
  • Contacto: info@senderismoeuropa.com
  • Información adicional: Leer nuestra Política de Privacidad

Go top