close
Pleven hut en Troyan

Montañas de la región de Troyan (Bulgaria)

No es una opinión, es un hecho que la montaña de la Cordillera de los Balcanes Centrales que rodean el Monasterio de Troyan es una de las partes más hermosas de toda la cordillera, y además ha sido designada por el Ministerio de Medio Ambiente de Bulgaria como la que disfruta del aire más puro de todo el país. Las laderas están cubiertas por densos bosques, ríos de cristalinas aguas fluyen atravesando valles y pequeños pueblos y una estrecha carretera sube y sube hasta alcanzar el puerto de Beklemeto a 1.595 metros de altitud, donde un monumento llamado “El Arco de la Libertad” nos dará la bienvenida al puerto.

No solo la Naturaleza hace de este lugar algo especial. Los habitantes de la región de Troyan destilan una característica y sabrosa variedad de la típica bebida alcohólica búlgara, la “rakia”, que aquí se produce utilizando ciruelas en lugar de uvas. La cerámica local, que en esta región utiliza vivos colores, también es signo distintivo de la zona e incluso es utilizada como símbolo del país, como souvenir o también usada a diario en los restaurantes de estilo tradicional de todo el país…

Hotel en Chiflik

Hotel en Chiflik

Muy cerca del monasterio también se encuentra la población de Chiflik, bien conocida entre los búlgaros como estación balnearia, donde varios hoteles ofrecen piscinas al aire libre con agua termal natural que permanece caliente incluso en Invierno. Estos hoteles de Chiflik proporcionan diversos tratamientos en sus Spas utilizando aguas termales naturales del manantial de la zona y se encuentran en plena montaña, rodeados de espesos bosques. Unos días en esta región disfrutando de los paseos y aire puro de los bosques, y de las aguas termales tienen un inmediato efecto revitalizante y rejuvenecedor. Además no se debe dejar pasar la oportunidad de probar la trucha cocinada a la brasa, plato típico de estas zonas de montaña que poseen numerosos ríos de aguas claras.

Pero Troyan también es un lugar para el arte y la espiritualidad, que toman forma en el impresionante Monasterio de Troyan, el tercero en tamaño del país tras el de Bachkovo y Rila. El de Troyan, a diferencia de estos otros dos más antiguos, no tiene origen medieval. El Monasterio de Troyan que oficialmente tiene el nombre de Monasterio de la Asunción de María” fue fundado alrededor del año 1.600 en el valle del río “Cherni Osam” por un monje que provenía de la comunidad monástica del Monte Athos, zona que actualmente es Grecia pero que hace siglos fue territorio de Bulgaria. Por su parte El Monasterio de Troyan actualmente se encuentra en el municipio de Oreshak, región de Troyan.

 

Monasterio de Troyan

Monasterio ortodoxo de Troyan

 

troyan_monastery-6

Interior de la Iglesia con imagen milagrosa a la izquierda

Pronto peregrinos y otros monjes empezaron a reunirse en Troyan, atraídos por la supuestamente milagrosa imagen de la Virgen María traída desde el Monte Athos y que aún se conserva en el Monasterio, es muy adorada y siempre se forman colas para besar la imagen, venerarla y por supuesto pedirle deseos…La imagen tiene 3 características manos de plata sobre ella que la hacen diferente a otras imágenes. La tradición dice que la imagen fue comprada aquí en Troyan a un monje que la transportaba desde el Monte Athos hasta la región de Valaquia, al Sur de Rumanía. Dicho monje paró en el entonces pequeño Monasterio de Troyan, pasó allí un tiempo y cuando intentó reemprender el viaje, según la tradición, la imagen “no le dejó” abandonar el Monasterio.
Finalmente el monje entendió el mensaje que le mandaba el icono y lo dejó en el Monasterio de Troyan, él siguió el viaje a Valaquia…

 

Iglesia del Monasterio de Troyan

Entrada a la Iglesia dentro de uno de los patios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque el Monasterio fue atacado al menos en una ocasión por los ejércitos otomanos, se mantuvo bien y alcanzó gran tamaño y prosperidad hacia la mitad del siglo 18, y de hecho fue utilizado como escuela primaria para revivir la educación y cultura tradicional búlgara, ensombrecida durante siglos por la opresión de la invasión otomana. El monasterio fue restaurado a final del siglo 18 y el resultado es el que vemos hoy con edificios para las celdas de los monjes alrededor de 2 patios, con la iglesia en el entro de uno de ellos. Los dos patios que posee el Monasterio son espectaculares, predomina la madera en su construcción y los tejados están cubiertos por enormes placas de piedra natural, al estilo de las casas tradicionales de Bulgaria, pero aquí se usaron las mayores losas que se pueden ver en el país, colocadas sin yesos ni ningún tipo de anclaje, tan sólo unas apoyadas sobre otras…El gran número de celdas para monjes nos da una idea de la gran actividad que debió tener el Monasterio de Troyan durante su etapa de esplendor.

Frescos del monasterio de troyan

Frescos en el exterior de la Iglesia

troyan 3

Balconada en uno de los patios del Monasterio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

troyan_monastery-5

Fresco “moralista” en el interior de la Iglesia

La Iglesia de piedra del patio principal se construyó en 1.835, sobre otra anterior que era de 1.780. Los frescos con los que está decorado el interior son una de las razones por las que en Monasterio está reconocido como una joya del Arte. Para entender ésto, hay que saber que el arte búlgaro no había progresado desde la época medieval, los siglos bajo la dominación otomana y el aislamiento del Oeste de Europa habían sido la causa de que los artistas búlgaros sólo pintaban motivos religiosos, manteniendo las estrictas reglas del antiguo arte bizantino. En la primera mitad del siglo 19, todo cambió y empezaron a entrar las influencias del Barroco y el Rococó, siendo el artista Zahariy Zograf (1810-1853), el que primero incorporó estos estilos al arte búlgaro, ejemplo de ello son los frescos del Monasterio de Troyan, que no muestran los santos bizantinos medievales sino los santos búlgaros del Viejo y Nuevo Testamento. Además de estos santos también podemos encontrar un curioso fresco que representa “La rueda de la Vida”, una alegoría sobre el curso de la vida humana, con las esperanzas de la juventud, la ambición y confianza de la madurez, las penas de la vejez en una rueda sin fin… donde todavía hoy cada visitante puede buscar su lugar dentro de la “rueda de la Vida” y meditar sobre el propósito de la vida humana, su fragilidad y otras muchas ideas que se vienen a la cabeza contemplando este fresco. Zahariy Zograf da en sus frescos sus propias respuestas como la imagen adjunta en la que da a entender que si recibes medicina alternativa de clarividentes o curanderos literalmente estás recibiendo “mierda del Diablo”. Por cierto Zahariy Zograf se pintó a sí mismo en la pared Norte de la Iglesia, en lo que es el primer autorretrato del arte búlgaro, una osadía para aquellos tiempos de normas estrictas en el Arte.

Además de su valor religioso y espiritual, el Monasterio de Troyan también tiene gran importancia en la Historia de Bulgaria. En este monasterio el héroe nacional Vasil Levsky creo un consejo revolucionario contra la ocupación otomana, el consejo de rebeldes se reunía a escondidas de los soldados otomanos dentro del Monasterio, protegido en secreto por los monjes del Monasterio. De hecho se conserva un pequeño cubículo donde Vasil Levsky se escondía cuando los soldados otomanos aparecían en el Monasterio buscándolo.

Pero no dejes que te lo cuente todo, hay muchos rincones e historias que puedes descubrir tú mismo si lo visitas en persona y nosotros podemos ayudarte, contacta con nosotros y te ayudamos con la reserva de hoteles, coche de alquiler, incluso con un guía que te ayude con el idioma…

Además este monasterio ofrece alojamiento (como otros en Bulgaria, ver artículo: Alojamiento en monasterios de Bulgaria), y acaba de habilitar hace pocos meses un ala del monasterio con habitaciones recién reformadas para los interesados.

 

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Requerido

Go top