close

 

Hace un tiempo escribimos un artículo sobre el majestuoso Monasterio de Rila en Bulgaria. Pero ahora queremos daros algunas pistas de los rincones secretos de este monasterio que, por su gran tamaño o por las prisas que a veces tienen las excursiones organizadas, no llegan a conocer la mayoría de los turistas que visitan este monasterio y que sin embargo merece la pena no perdérselos.

 

Rincones de el Monasterio de Rila de Bulgaria

Rincones de el Monasterio de Rila de Bulgaria

 

Primero empezamos recomendando las cocinas del Monasterio, el Monasterio de Rila posee varios museos, el principal es el Museo que cuenta la Historia del Monasterio y donde se encuentra la famosa cruz tallada a mano en madera con miniaturas de la Biblia, también hay un Museo de Iconos ortodoxos y existe un tercer Museo, el Museo de las Cocinas, que muchos turistas no visitan y que está junto a la entrada Norte del Monasterio.

 

Entrado Norte al Monasterio de Rila

Entrado Norte al Monasterio de Rila (con aviso de no permitido vestir en tirantes ni pantalón corto). A la derecha está la puerta del Museo de las Cocinas…

Desgraciadamente sólo lo abren en los meses de Verano cuando hay más afluencia de viajeros o en ocasiones especiales. Como ocurre con otros muchos lugares turísticos de Bulgaria, lo cierto es que no tiene horario fijo de apertura y encontrárselo abierto es una suerte, a diferencia de los otros 2 museos que sí abren todo el año. Sin embargo a menos que seas un apasionado de los iconos o de la historia antigua del monasterio, el Museo de las Cocinas es mucho más “fácil” de ver y puede llegar a ser más interesante que los otros dos. No sólo muestra los impresionantes y enormes utensilios que utilizaban los antiguos cocineros para alimentar a los que vivían dentro del monasterio en tiempos antiguos sino que también hay aperos de labranza, forestales y otras herramientas curiosas antiguas. Un consejo: no salgas de la última sala donde está el gran caldero sin echar la vista hacia el techo, te llevarás una sorpresa por lo curioso de su forma…

 

Cucharón que se encuentra en el Museo de las Cocinas, foto antigua y actual, (imagina cómo es el caldero…).

 

Segundo. Otro lugar secreto es la Torre medieval de 1343, ciertamente su ubicación no es un secreto puesto que la torre puede verse nada más entrar al patio del Monasterio de Rila, pero lo que tal vez no sepas es que también se puede subir a ella, igualmente como en el caso del Museo de la Cocinas, no tiene horario fijo, depende del día me la he encontrado abierta o no, cuando vayas acércate y si ves una persona en una mesita, es que está abierta para cobrar el recibo de entrada, si no hay nadie, mala suerte… Las vistas desde la torre son inigualables, se ven las montañas que rodean el Monasterio tan cerca como si se pudieran tocar, verás las cumbre nevadas, los picos rocosos y las zonas más “bajas” de frondosos bosques. Te aviso que a la terraza no se puede subir, pero todo ésto se ve igualmente desde las ventanas del último piso de la torre. La subida es por escalera interior, cansa un poco pero merece la pena, en las plantas entre tramos de escalera hay explicaciones de la historia de la torre y algunos artefactos interesantes que no te quiero desvelar para que los descubras por tí mismo y que permiten hacer descansos entre una planta y la siguiente…

 

Torre Medieval de 1343. En su fachada que da a la iglesia está la entrada a su interior.

 

Tercero: el antiguo Cementerio, saliendo por la puerta Norte, hay un sendero a la derecha que lleva hasta el río, que por cierto mucha gente no baja y se lo pierde, tiene agua todo el año y su incesante caudal genera un ruido espectacular. Siguiendo este sendero en paralelo al río se llega en escasos 10 minutos a una pequeña Iglesia en cuyo patio interior está el viejo cementerio con enormes lápidas, algunas de más de 1,80 metros de altura. Allí se encuentran enterrados los “popes” o curas más prominentes de la historia del Monasterio de Rila . Es un lugar pintoresco y curioso como de película de terror antigua. Igualmente a veces se encuentra cerrado y otras abierto, pero si lo encuentras cerrado al menos disfruta del paseo junto al río que muy poca gente lo hace…

 

Edificio de la panadería (salida Norte del Monasterio)

 

Cuarto: la panadería del Monasterio, encuentra fuera del recinto principal, saliendo por la puerta Norte, justo enfrente en el primer edificio verás algunos búlgaros haciendo cola delante de una pequeña ventana, dentro está la panadería que es famosa en toda Bulgaria y por ello siempre hay búlgaros en la cola. Dicen que es donde producen los mejores panes tradiciones y los mejores “mekítsi” de Bulgaria. Los “mekítsi” tiene forma redonda aplastada y se hacen con una masa similar a la de los churros y porras que conocemos en España, allí les echan azúcar en polvo por encima y también están muy ricos para el desayuno o un tentempié… Puedes acercarte a la ventana y pedir con la mano 2,3,4  “mekítsi”, o cuantos quieras…, mejor comerlos en el momento allí mismo que además hay una máquina de café…

 

Mekítsi búlgaros

 

Quinto y último recomendamos visitar La Cueva de Ivan Rilski, el fundador del Monasterio en el siglo X, cuando se vino a vivir a esta cueva en soledad y se alimentaba de los peces del río y de lo que encontraba en el bosque, después se le unieron algunos seguidores y sus discípulos fundaron el Monasterio. Tranquilo, esta cueva sí que está abierta todo el año, pero está a cierta distancia del Monasterio, hay que seguir la carretera que sube hacia las montañas unos 5 minutos en coche (algo más andando) y cuando en una de las curvas encuentres un letrero con el símbolo de un icono ortodoxo es el punto para adentrarse a pie en el bosque por un estrecho sendero, precioso en cualquier época del año pero en Primavera y Otoño es aún más bonito.

 

Carretera hacia la cueva de Ivan de Rila atravesando el Parque Nacional de Rila

Precioso trayecto hacia la cueva de Ivan de Rila

 

Tras unos 20 minutos de caminata por este frondoso bosque de acacias y robles se llega a una pequeña iglesia edificada en honor de Ivan Rilski y justo a su derecha está la entrada a la cueva. Es una cueva pequeña pero por eso precisamente estremece pensar que alguien se viniera a vivir allí… Como anécdota que no olvidarás trata de salir por la abertura superior de la cueva, es estrecha y se dice que sólo los puros de alma pueden pasar por ella…

 

Entrada a la cueva de Ivan Rilski

A la derecha de la Iglesia está la entrada a la cueva de Ivan Rilski (Juan de Rila).

Si quieres más información del Monasterio de Rila en Bulgaria o de otros muchos lugares secretos que en senderismoeuropa.com hemos visitado por el país, ponte en contacto con nosotros y contrata alguno de nuestros paquetes de viaje, entonces descubrirás lugares secretos de Bulgaria que otras agencias no te quieren mostrar….

Conoces alguno de estos lugares “secretos” del Monasterio de Rila ?, déjanos un comentario abajo si los visitaste…

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Requerido

Go top