close

En las próximas líneas describo un viaje ornitologico y fotográfico que he realizado esta Primavera durante 15 días, explorando algunos de los más bonitos, y ricos en aves, paisajes de Europa, en concreto por la costa del Mar Negro, las montañas de los Rodopes, las de Vitosha y las de los Balcanes Centrales, pertenecientes todas ellas a Bulgaria.

viaje ornitologico por BulgariaAntes de este viaje no podía imaginar que se pudieran ver tantas y tan diferentes especies de aves en tan pocos días, por supuesto con paciencia y dedicación…, pero el resultado ha sido una grata sorpresa y mi cámara de fotos está repleta de imágenes de aves y paisajes espectaculares.
Por supuesto que me hubiese sido imposible ver todas estas especies sin la ayuda de los expertos locales que conocen los mejores rincones de Bulgaria para la observación de aves y para la fotografía y que me acompañaron durante el viaje ayudándome a identificar y fotografiar muchos de los ejemplares que menciono a continuación. Dado que no soy un profesional he preferido mostrar fotos de archivo en vez de las mías propias…
Este viaje ornitologico empezó en las montañas de los Ródope, una bella zona del Sur de Bulgaria cercana a la frontera con Grecia. En su parte Oeste el paisaje lo componen redondeadas colinas, cubiertas de pinos, ocasionalmente cortadas por valles y ríos que conducen a profundas gargantas. Una de ellas es la magnífica Garganta de Trigrad que es el hogar ideal del Treparriscos (Tichodroma muraria). Entre las paredes de piedra vertical de la Garganta de Trigrad resuenan además los ecos del Vencejo real (Tachymarptis melba) y el Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) junto con la estridente llamada del Halcón peregrino (Falco peregrinus). Mientras tanto el Mirlo acuático europeo (Cinclus cinclus), la Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea) y la Lavandera blanca (Motacilla alba) se lanzan sobre las transparentes aguas de los ríos.

Treparriscos

Treparriscos

Lavancera cascadeña © Светослав Спасов

Lavancera cascadeña © Светослав Спасов

 

 

 

 

 

 

 

Alimoche © Емил Енчев

Alimoche © Емил Енчев

En la parte Este de las montañas Ródope el paisaje es radicalmente diferente, picos puntiagudos, profundos acantilados y pendientes cubiertas de rocas con escasa vegetación. Las aves residentes de este área más espectaculares son el Buitre Leonado (Gyps fulvus) que habita el cráter de un antiguo volcán. El Buitre negro (Coragyps atratus), el Alimoche común (Neophron percnopterus), el Pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) y el Aguila imperial del Este (Aquila heliaca) son también visitantes frecuentes de la zona buscando alimento. También vimos a la Cigüeña Negra (Ciconia nigra) nidificando en los acantilados. La Perdiz de Chucar (Alectoris chukar) permanecía vigilante en las laderas rocosas.

El agudo silbido de la Trepadora de rocas (Sitta neumayer) y el canto del Escribano hortelano (Emberiza hortulana) se oía por todas partes. Otras aves típicas de los Balcanes son las siguientes: el Vencejo pálido (Apus pallidus), la Golondrina daúrica (Cecropis daurica), el Roquero solitario (Monticola solitarius), la Collalba rubia (Oenanthe hispanica), la Curruca mirlona oriental (Sylvia crassirostris), el Mosquitero oriental (Phylloscopus orientalis), el Zarcero pálido (Iduna pallida), el Carbonero sibilino o lúgubre (Poecile lugubris) y el Escribano cabecinegro (Emberiza melanocephala). También realizamos una visita al Centro de Protección de Buitres.

 

Roquero solitario © Чавдар Гечев

Roquero solitario © Чавдар Гечев

 

Escribano cabecinegro © Емил Енчев

Escribano cabecinegro © Емил Енчев

 

 

 

 

 

 

 

Mientras conducíamos dirección a el Sur de la costa del Mar Negro paramos en las montañas Sakar y Strandzha, donde buscamos, no siempre con suerte, el Aguila Imperial (Aquila heliaca), el Gabilán negro (Accipiter brevipes), el Alcaudón núbico (Lanius nubicus), el Alcaudón común (Lanius senator), el Zarcero grande (Hippolais olivetorum) y la Curruca mirlona oriental (Sylvia crassirostris). Las colinas de Sakar son un área de montes redondeados y valles abiertos donde la mayoría de las zonas bajas están cubiertas de hierba, con árboles dispersos, arbustos y parcelas de labranza, esta zona es el reino del Aguila Imperial.
Por otro lado, las montañas de Strandzha son una cadena sin fin de picos poco pronunciados y cimas cubiertas de espesos bosques que proporcionan cobijo a el Águila calzada (Aquila pennata), el Alcaudón núbico (Lanius nubicus), el Alcaudón núbico (Lanius nubicus), el Papamoscas semicollarino (Ficedula semitorquata), etc. El Abejaruco europeo (Merops apiaster), pájaros carpinteros, y el Escribano cabecinegro (Emberiza melanocephala) se ven continuamente por la carretera.

Pelicano ceñudo © Светослав Спасов

Pelicano ceñudo © Светослав Спасов

Pelicano comun ©  Димитър Неделчев

Pelicano comun © Димитър Неделчев

 

 

 

 

 

 

 

Ya en la costa del Mar Negro, exploramos los lagos que se encuentran alrededor de la ciudad de Burgas, es una extensa área de humedales que forman una de las zonas más ricas en aves de Europa. El mayor interés de los humedales de Burgas son las enormes bandadas de Pelícano ceñudo (Pelecanus crispus) y Pelícano blanco (Pelecanus erythrorhynchos). Los poco profundos lagos salinos de Pomorie y Atanassovko aún se utilizan como salinas para extracción de sal marina y son de gran importancia para un gran número de aves incluyendo la Cigüeña común (Himantopus himantopus), el Colibrí piquiancho (Cynanthus latirostris), el Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea), el Archibebe fino (Tringa stagnatilis), el Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), la Gaviota picofina (Larus genei), la Gaviota cabecinegra (Ichthyaetus melanocephalus), la Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica) y el Charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis).

Chorlitejo patinegro © Sergey Panayotov

Chorlitejo patinegro © Sergey Panayotov

Charran patinegro © Иво Дамянов

Charran patinegro © Иво Дамянов

 

 

 

 

 

 

 

 

Viajando hacia el norte siguiendo la costa pasamos bosques de robles del extremo oriental de las montañas del Parque Nacional de los Balcanes Centrales y el singular bosque de ribera del río Kamchia. En esta ruta pudimos ver a la Cigüeña Negra (Ciconia nigra), el Aguila pomerana (Aquila pomarina), el Pito cano (Picus canus), el Pico mediano (Dendrocopos medius), la Curruca gavilana (Sylvia nisoria), el Papamoscas semicollarino (Ficedula semitorquata) y el Carbonero sibilino o lúgubre (Poecile lugubris).

Pito cano © Иван Иванов

Pito cano © Иван Иванов

 

Carbonero sibilino © Иван Иванов

Carbonero lúgubre © Иван Иванов

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya en la costa norte, dedicamos un día a las mesetas y acantilados del Cabo Kaliakra, el cuál, además de tener unas vistas espectaculares, es el lugar que aloja a el Estornino rosado (Pastor roseus), la Collalba pía (Oenanthe pleschanka) y varias especies de alaúdidos como la Calandria común (Melanocorypha calandra), la Terrera común (Calandrella brachydactyla) y la Cogujada común (Galerida cristata).

Estornino rosado © Светослав Спасов

Estornino rosado © Светослав Спасов

 

Collalba rubia

Collalba rubia

 

 

 

 

 

 

 

El Alcarabán común (Burhinus oedicnemus), el Alcaudón chico (Lanius minor), la Bisbita campestre (Anthus campestris) y la Collalba isabelina (Oenanthe isabellina) también encuentran cobijo en la vegetación de la meseta, mientras que los acantilados costeros alojan a el Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), el Búho real (Bubo bubo) y el Ratonero moro (Buteo rufinus). En primavera la Pardela mediterránea (Puffinus yelkouan) a menudo pesca en el mar cerca del cabo junto con el Págalo parásito (Stercorarius parasiticus).

 

Porron pardo © Иво Дамянов

Porron pardo © Иво Дамянов

Otra importante zona de avistamiento de aves en la costa norte del Mar Negro está en los humedales de Shabla y Durankulak, cerca de la frontera con Rumanía. Más de 80 especies se alimentan en el área de esos dos lagos, siendo las más interesantes de ver el Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), la Canastera común (Glareola pratincola), el Porrón pardo (Aythya nyroca), el Cernícalo patirrojo (Falco vespertinus) y el Alcaudón chico (Lanius minor). El área de los dos lagos son uno de los pocos lugares en Europa donde el Carricero agrícola (Acrocephalus agricola), una especie típica de Asia, puede verse fácilmente alimentándose. Se puede esperar también ver varias especies de Garza europea, Garceta común (Egretta garzetta), Cormorán pigmeo (Microcarbo pygmeus) y diversas especies de aves migratorias: zancudas, gaviotas y golondrinas.

Pito negro © Катерина Кавалджиева

Pito negro © Катерина Кавалджиева

La siguiente parte de mi viaje ornitologico nos llevó a la cordillera de los Balcanes Centrales. En el corazón de esta cordillera se encuentra el Parque Nacional de los Balcanes Centrales que protege la mayor masa boscosa de hayas de Europa. Especies de aves de diferentes zonas climáticas coexisten aquí, incluidas muchas de las especies de pájaros carpinteros y búhos que existen en Bulgaria. Llegamos a la zona por la tarde y visitamos los bosques de hayas buscando el Papamoscas papirrojo (Ficedula parva), el Pito dorsiblanco (Dendrocopos leucotos), el Pito negro (Dryocopus martius) y aún nos quedaron fuerzas para hacer una visita nocturna al bosque en busca del Carabo uralense (Strix uralensis).
Finalmente exploramos los bosques de coníferas del Parque Natural de Vitosha cercano a la capital Sofía, buscando pájaros de montaña como el Cascanueces común (Nucifraga caryocatactes), el Piquituerto común (Loxia curvirostra), el Mirlo capiblanco (Turdus torquatus alpestris), el Reyezuelo listado (Regulus ignicapilla), el Reyezuelo Sencillo (Regulus regulus), el Carbonero montano Poecile montanus, el Bisbita ribereño (Anthus spinoletta), el Acentor alpino (Prunella collaris), la Alondra cornuda (Eremophila alpestris), etc…

Reyezuelo listado

Reyezuelo listado

Reyezuelo sencillo © Емил Иванов

Reyezuelo sencillo © Емил Иванов

 

 

 

 

 

 

 

Durante el viaje vimos muchos nidos de Cigüeña negra (Ciconia ciconia) y en las zonas bajas vimos casi por todas partes ejemplares de La Carraca europea (Coracias garrulus), el Abejaruco europeo (Merops apiaster), la Abubilla (Upupa epops), el Pico sirio (Dendrocopos syriacus), el Zarcero pálido (Iduna pallida), subespecies de cabeza negra de la Lavandera boyera (Motacilla flava), el Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio), el Gorrión moruno (Passer hispaniolensis), el Escribano cabecinegro (Emberiza melanocephala) y el Escribano hortelano (Emberiza hortulana).

Abejaruco comun © Емил Енчев

Abejaruco comun © Емил Енчев

Lavandera boyera

Lavandera boyera

 

 

 

 

 

 

 

Si estás interesado en recibir información para realizar un viaje ornitologico como éste, o similar, contacta con nosotros: info@senderismoeuropa.com y planteanos tus intereses. Además te recomiendo que veas el resto de la web para que compruebes por qué Bulgaria es un paraíso ornitológico  y que puedes completar tu viaje ornitologico con otras actividades que ofrecemos de tipo cultural, gastronómico, deportivo…

Este viaje se realizó en Primavera pero si lo deseas puedes viajar en cualquier época del año, por ejemplo descubre nuestra oferta de Avistamiento de Aves en Bulgaria pinchando aquí: Aves de Invierno Febrero 2016.

 

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder enviar tu comentario marca la siguiente casilla* si aceptas la Política de Privacidad:
Información básica sobre la protección de datos personales:
  • Responsable: Luis Carro
  • Finalidad del tratamiento de los datos: Gestión de comentarios y control de Spam.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de datos: No se comunican los datos a terceros
  • Derechos: Tienes derecho de acceso, rectificación, portabilidad, olvido y supresión de tus datos.
  • Contacto: info@senderismoeuropa.com
  • Información adicional: Leer nuestra Política de Privacidad

Go top