close

 

El caballo es uno de las especies de animales estéticamente más más bellos y a la vez más nobles que existen. Criaturas de buen carácter que han sido nuestros fieles acompañantes a lo largo de siglos de Historia. Sin embargo, y aunque sea difícil de creer, aún quedan algunos caballos que se han resistido a vivir junto a los seres humanos, evitando ser domesticados, y que son conocidos como “caballos salvajes”. Pero hay que tener en cuenta que lo que conocemos en la actualidad como caballos salvajes son, en todos los casos, caballos que descienden de caballos domesticados y que por tanto aunque vivan en libertad no son caballos salvajes puros.

Por desgracia, los caballos salvajes puros, es decir, aquellos que nunca han mantenido el contacto con el hombre, ni sus antepasados tampoco, ya no existen. Pero sí hay que comentar que en su momento sí los hubo. Concretamente, fueron dos las razas de caballos salvajes puros : el caballo de Przewalski y el caballo Tarpán.

Caballo salvaje puro, raza Tarpán, ya extinto.

Caballo salvaje puro, raza Tarpán, ya extinto.

El caballo Przewalski vivió en las zonas centrales de Asia, y debe su nombre al coronel ruso Nikolaï Przewalski, quien los descubrió y los puso ante los ojos del mundo, algo que desgraciadamente derivó en su desaparición.

Por su parte, el caballo Tarpán poblaba las partes del Oeste de Asia y de Europa central hasta que la caza abusiva lo extinguió en 1887. Era un caballo de un tamaño pequeño y que se asemeja, en muchos aspectos, al pony que conocemos hoy en día, sólo que un poco más grande.

Por tanto, si ya no existen caballos salvajes puros, al menos ¿ dónde ver caballos salvajes hoy en día ? (aunque no sean de esas razas puras)… Por fortuna, la preocupación por conservar la Naturaleza y todo lo que le rodea está creciendo en los países desarrollados. Esto ha propiciado que se estén creando muchos espacios para proteger a ciertos animales que están en peligro de extinción. Uno de ellos son los caballos salvajes.

En España, ya se han creado varios espacios en los que los caballos salvajes son bienvenidos y pasan a tener un rol fundamental. Hablamos de lugares como Salgüero de Juarros (Burgos). Pero no dejan de ser fincas privadas valladas, para que los caballos no escapen, y donde se les cuida y alimenta, es decir, una especie de zoológico pero de mayor extensión, por lo que en sentido estricto realmente no son caballos salvajes… Tampoco se puede llamar caballos salvajes a los caballos que, aunque viven libres, tienen propietario, como es el caso de los caballos de algunas regiones del Norte de España y de la región de la Provenza francesa (como el caballo de Camarga).

 

Caballos libres frente al Parque Nacional de Pirin (Bulgaria)

Caballos libres frente al Parque Nacional de Pirin (Bulgaria).

 

No obstante muchos parques naturales están considerando la posibilidad de incluir a los caballos salvajes entre sus inquilinos estrella. Éste es el caso de las montañas Ródope en Bulgaria, un caso ejemplar de recuperación de fauna salvaje, que es la mejor respuesta a la pregunta de dónde ver caballos salvajes . En esta región montañosa al Sur de Bulgaria y fronteriza con Grecia viven actualmente en libertad caballos Konik (Equus ferus caballus), que se considera uno de los descendientes más próximos al caballo salvaje puro Tarpán (Equus ferus ferus), los caballos Konik guardan las características primitivas de los caballos Tarpán y son los más indicados para recuperar la raza ya que cuentan con un pelaje igual y la raya dorsal gris oscuro característica del Tarpán.

La reintroducción de caballos Konik en Bulgaria se deriva de un proyecto de recuperación de caballos salvajes que fuesen similares a la raza de caballo salvaje puro Tarpán, este proyecto comenzó en 1.936 en Polonia. El número total de caballos de este tipo en el mundo es actualmente de alrededor de 4.000, la mitad de ellos viven en los Países Bajos. Otras reintroducciones se hicieron en Letonia, Inglaterra, Francia, Bélgica y Alemania. En 2011 en el Este de las montañas Ródope se trajeron 12 caballos Konik de origen polaco desde los Países Bajos, y dos años más tarde se introdujo un nuevo grupo.

 

caballos salvajes puros Konik

Caballos salvajes de la raza Konik

 

Hoy en día, sólo unos pocos años después, hay más de 70 caballos Konik que viven libremente en la Naturaleza gracias al hábitat casi en estado vírgen de estas montañas de Ródope, concretamente se encuentran en las cercanías del pueblo de “Boynik”. A diferencia de las introducciones que hemos mencionado antes en otros países, estos caballos de Bulgaria están completamente adaptados a su vida salvaje: sobreviven al Verano cálido y seco, experimentan nieve fría y pesada en Invierno, se alimentan sin ayuda humana, sobreviven a los ataques de los lobos, etc. Muchos países ya están interesados ​​en seguir los pasos dados por Bulgaria.

Pero estas montañas de Ródope no solo cobijan a estos caballos salvajes sino a multitud de fauna y flora endémica, de hecho Bulgaria es un destino privilegiado dentro de Europa para los amantes de la fotografía de Naturaleza en estado puro y salvaje.

 

Paisaje de las Montañas Ródope con niebla ideal para dónde ver caballos salvajes

Paisaje de las Montañas Ródope con niebla

Por último mencionar que fuera del territorio de Europa, hay escasos países que cuenten también con caballos salvajes entre su fauna autóctona, sí es el caso de Mongolia.

Si te interesa la Naturaleza virgen y la fauna salvaje, puedes contactar con nosotros para planificar tu viaje a Bulgaria, somos especialistas en viajes activos por Bulgaria…

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


* Requerido

Go top